Criptomonedas: qué son y cómo funciona el dinero digital

Al igual que con cualquier otra inversión, debes prestar mucha atención al valor de mercado de las criptomonedas y a las noticias relacionadas con ellas. Coinmarketcap es una solución única para rastrear el precio, el volumen, el suministro de circulación y el límite de mercado de la mayoría de las criptomonedas existentes.

Dependiendo de la jurisdicción en la que vivas, una vez que hayas obtenido ganancias o pérdidas al invertir en criptomonedas, es posible que debas incluirla en tu reporte de impuestos. En términos de impuestos, las criptomonedas se tratan de manera muy diferente de un país a otro. En Estados unidos ,  el Servicio de Rentas Internas dictaminó que Bitcoin y otras monedas digitales se gravarán como propiedad, no como moneda. Para los inversores, esto significa que las ganancias y pérdidas acumuladas a largo plazo provenientes del comercio de criptomonedas se gravan según la tasa aplicable de ganancias de capital de cada inversor, que se sitúa en un máximo del 15 por ciento.

Legalidad de las criptomonedas

A medida que las criptomonedas se vuelven cada vez más populares , los organismos encargados de hacer cumplir la ley, las autoridades tributarias y los reguladores legales de todo el mundo intentan comprender su esencia  y cómo deberían encajar en las reglamentaciones y marcos legales existentes.

Con la introducción de Bitcoin, la primera criptomoneda, se generó un paradigma completamente nuevo. Las monedas digitales descentralizadas, autosustentables, que no existen de ninguna manera o forma física y que no están controladas por ninguna entidad han generado polémica entre los históricos entes reguladores.

Las autoridades de todo el mundo están preocupadas por lo atractivas que resultan las criptomonedas para los comerciantes de bienes y servicios ilegales. Además, les preocupa su uso en los planes de lavado de dinero y de evasión de impuestos.

A partir de noviembre de 2017, Bitcoin y otras monedas digitales fueron  prohibidas solo en Bangladesh, Bolivia, Ecuador, Kirguistán y Vietnam, con China y Rusia a punto de prohibirlas también.

Las criptomonedas más comunes

  • Bitcoin —  La primera criptomoneda que comenzó todo.
  • Ethereum — una moneda Turing completa programable que permite a los desarrolladores crear diferentes aplicaciones distribuidas y tecnologías que no funcionarían con Bitcoin.
  • Ripple — A diferencia de la mayoría de las criptomonedas, no utiliza una Blockchain para alcanzar un consenso en toda la red para las transacciones. En cambio, se implementa un proceso iterativo de consenso, que lo hace más rápido que Bitcoin, pero también lo hace vulnerable a los ataques de hackers.
  • Bitcoin Cash — Una bifurcación de Bitcoin respaldada por la mayor empresa minera de Bitcoin y fabricante de chips ASIC para minería de Bitcoin. Solo ha existido durante un par de meses, pero ya se ha disparado a las cinco principales criptomonedas en términos de capitalización de mercado.
  • NEM — A diferencia de la mayoría de las otras criptomonedas que utilizan un algoritmo de Prueba de trabajo, usa Prueba de importancia, que requiere que los usuarios ya posean ciertas cantidades de monedas para poder obtener otras nuevas. Alienta a los usuarios a gastar sus fondos y realizar un seguimiento de las transacciones para determinar qué tan importante es un usuario en particular para la red NEM en general.
  • Litecoin — Una criptomoneda que se creó con la intención de ser la ‘plata digital’ en comparación con el ‘oro digital’ que es Bitcoin. También es una bifurcación de Bitcoin, pero a diferencia de su predecesor, puede generar bloques cuatro veces más rápido y tener cuatro veces la cantidad máxima de monedas en 84 millones.
  • IOTA — La avanzada tecnología de contabilidad de esta criptomoneda se llama ‘Enredo’ y requiere que el remitente en una transacción realice una Prueba de trabajo que aprueba dos transacciones. Por lo tanto, IOTA ha eliminado a los mineros dedicados del proceso.
  • NEO — Es una red de contratos inteligentes que permite desarrollar todo tipo de contratos financieros y aplicaciones distribuidas de terceros. Tiene muchos de los mismos objetivos que Ethereum, pero se desarrolló en China, lo que puede darle algunas ventajas debido a una mejor relación con los reguladores chinos y las empresas locales.
  • Dash — Es una red de dos niveles. El primer nivel son los mineros que aseguran la red y registran las transacciones, mientras que el segundo consiste en “nodos maestros” que retransmiten transacciones y habilitan el tipo de transacción InstantSend y PrivateSend. El primero es significativamente más rápido que Bitcoin, mientras que el segundo es completamente anónimo.
  • Qtum — Es una fusión de las tecnologías de Bitcoin y Ethereum dirigidas a aplicaciones comerciales. La red cuenta con la confiabilidad de Bitcoin, al tiempo que permite el uso de contratos inteligentes y aplicaciones distribuidas, funciona parecido a la red Ethereum.
  • Monero — Una criptomoneda con capacidades de transacciones privadas y una de las comunidades más activas, que se debe a sus ideales abiertos y centrados en la privacidad.
  • Ethereum Classic — Una versión original de Ethereum. La división ocurrió después de que una organización autónoma descentralizada construida sobre el Ethereum original fuera pirateada.